Intimidación

No Deje Que Sus Propias Palabras Sean Usadas en Su Contra. Haga Que Michael L. Fell le Defienda de las Acusaciones de Intimidación.

¿Alguna vez ha dicho algo que no realmente no pensaba en un momento de enojo? No es el único. Los seres humanos somos criaturas emocionales y es fácil dejarse llevar y decir cosas viciosas.

Desafortunadamente, si su estallido pudiera haber sido interpretado como una intimidación, necesitará más que una disculpa para corregir la situación. Necesitará un abogado.

¿Qué es una intimidación?

En cualquier momento que amenace de violencia a otra persona, ello pudiera calificar como una intimidación, siempre que:

  • usted haya amenazado con matar o dañar físicamente a esa persona
  • la amenaza sea específica e inequívoca
  • usted haya hecho la amenaza verbalmente o por escrito (incluyendo un mensaje de texto o de correo electrónico)
  • la amenaza hizo que la víctima temiera razonablemente por su seguridad durante un período sostenido de tiempo

Tenga en cuenta que su intención o capacidad para llevar a cabo la amenaza no es relevante aquí. Sólo se trata del miedo de la presunta víctima.

Puede que usted se pregunte...

...una amenaza son sólo palabras. ¿Qué tan severas podrían ser realmente las sanciones?

Muy severas. Un delito menor por intimidación podría exponerlo hasta a un año de cárcel, además de multas de hasta $3,000. Sin embargo, el delito también podría ser considerado un delito grave, en cuyo caso podría enfrentarse a hasta 3 años de prisión, además de hasta $10,000 en multas. Y debido a que una condena por delito grave de intimidación cuenta como delito de la Ley de los Tres Delitos de California, probablemente tendrá que completar casi la totalidad de su sentencia.

En el contexto de la violencia doméstica, amenazar a su cónyuge actual o anterior, pareja sentimental, compañero de piso, hijo/a o padre/madre podría estar sujeto a sentencias adicionales que empeorarían las sanciones.

La buena noticia es que...

...Michael L. Fell es su aliado

En definitiva, es posible elaborar una defensa eficaz contra las acusaciones de intimidación, siempre que disponga del abogado adecuado. En el Bufete Jurídico de Michael L. Fell, creemos que somos el abogado adecuado.

Nosotros Nunca Nos Rendiremos

Como ex Fiscal Adjunto del Condado de Orange procesando casos durante más de 18 años, Michael L. Fell entiende la ley al detalle y sabe exactamente dónde estarán los puntos débiles en el caso de la acusación. Puede asegurarse de que no es castigado injustamente a través de una acusación falsa. Una posible estrategia de defensa que puede dar fruto es argumentar que el destinatario no temió realmente o de manera duradera como resultado de sus acaloradas palabras.

Encontraremos la estrategia adecuada para su caso específico y trabajaremos sin descanso para que su caso se resuelva con el resultado más beneficioso posible, ya se trate de conseguir que retiren los cargos, a través de un acuerdo de culpabilidad convenida o defendiéndolo en el juicio.

Para obtener más información sobre cómo contratar a Michael L. Fell como su abogado defensor para un caso de intimidación, llámenos al (949) 585-9055.

Bufete Jurídico de Michael L. Fell - Abogado de Defensa Penal

Michael L. Fell

¿Ha sido acusado de un delito? Saldremos de esto juntos.

No importa qué tan enormes puedan ser los cargos criminales en su contra, el Bufete Jurídico de Michael L. Fell puede proporcionarle la defensa implacable y eficaz que necesita para obtener el mejor resultado posible para su caso. Estaremos a su lado en todo momento, defendiendo con pasión sus derechos y protegiendo su futuro de las consecuencias de una condena inmerecida o excesivamente dura.